ESTIRAMIENTOS

INICIO 
BÁSICO
TÉCNICAS
EJERCICIOS
Descripción
Músculos
Vídeos
PRINCIPIANTES
INTERMEDIOS
RUTINAS
REP. MÁXIMA
NUTRICIÓN
Reglas Básicas
Cálculo Dieta
Ejemplos
Batidos
Tabla Calorías
Calcula Tu ICM
EN CASA
En General
Mancuernas-Barras
Multiestación
1000 CALORÍAS
ESTÍRATE
ABDOMINAL I
ABDOMINAL II
AERÓBICOS
CINTA CORRER
SUPLEMENTACIÓN
MUJERES
Consejos
Quema Grasa
Rutinas
Glúteo
Parto
% Grasa
Plan emergencia
Bandas elásticas
Celulitis
PILATES
Calentamiento
Rutina 1
Rutina 2
OTROS DEPORTES
Ejercicios
Suplementación
Maratón
EN LA OFICINA
DOLOR LUMBAR
TU CUERPO
Vista Frontal
Vista Dorsal

 

 

 

 

¿Cuando debemos estirar?

El mejor momento para estirar es cuando los músculos, articulaciones y tendones están calientes, por eso no es aconsejable comenzar una sesión de ejercicio estirando, salvo que hagas movimientos muy suaves. Es preferible empezar con algo de cardio ligero (bicicleta, saltos a la comba etc...) y estirar a continuación. También es bueno estirar después del entrene.

 

 

 

Si has trabajado con pesas, estirar es más necesario que nunca. Las fibras musculares se acortan con las contracciones y si no estiras dichas fibras irán perdiendo movilidad paulatinamente. Eso significa que en cualquier movimiento brusco accidental te lesionarás con más facilidad.

 

¿Cómo debemos estirar?

Dejaremos de lado todos estiramientos tipo "balístico", que implican rebotes y lanzamientos de brazos o piernas por tener más efectos negativos que positivos.

El sistema más sencillo y seguro es el de realizar el estiramiento poco a poco hasta llegar al punto de "tensión mantenible" (donde notas que hay un buen estiramiento pero no percibes molestia alguna y mantener ese punto de q5 a 20 segundos. No te olvides que sentir dolor significa que te estás lesionando, produciendo micro-roturas en tus músculos y/o ligamentos.

A continuación te presentamos algunos de los estiramientos que puedes hacer:

 

1

Tumbado boca arriba con una pierna flexionada, cógete la otra pierna y doblándola por la rodilla y la llevas hacia tu pecho, manteniendo la posición durante 20 segundos. No te olvides de cambiar de pierna. Es un movimiento que permite estirar la musculatura extensora de la espalda

2

Coge ahora tus dos piernas por las rodillas, en la misma postura, y sin despegar los hombros del suelo, llévalas hacia un lado primero, manteniendo la posición lateral 20 segundos, y hacia el otro lado después. Sigues estirando la musculatura extensora de la espalda, que interviene en el mantenimiento de la postura correcta y está contraída durante casi todo el día.

3

Incorpora el tronco, flexiona una pierna, cruzándola sobre la otra y gira el tronco hacia el lado de la pierna flexionada. Coloca el codo en el lateral de la rodilla y tira de la pierna para aproximarla hacia tu pecho. Estás estirando los glúteos de ese lado y los músculos abductores de la pierna

4

Flexiona ahora las rodillas, con los pies apoyados en el suelo, agarra la punta de uno de tus pies y llévala hacia la espinilla, tirando con fuerza con los brazos hasta notar el estiramiento en la zona de los gemelos. No te olvides de cambiar de pierna. Es un ejercicio imprescindible para corredores y ciclistas.

5

Sentándote con las plantas de los pies pegadas y las rodillas flexionadas, podrás estirar tus aductores, el peso de las piernas favorece el estiramiento pero si notas poca tensión puedes ayudarte apoyando los codos sobre las rodillas y presionando hacia el suelo.

Especialmente indicado para los que patinan o practican artes marciales.

6

Tumbado de lado, flexiona la pierna de arriba y sujeta el pie por detrás. Tira de la pierna como si quisieras llevar el talón a los glúteos, así estás estirando los cuadriceps.  Para acentuar el estiramiento puedes avanzar la cadera.

Si montas en bicicleta, haces deportes de equipo o andas por la montaña es un estiramiento imprescindible.

7

Sentado en el suelo no tienes más que extender una pierna adelante, dejando la otra flexionada, y doblar el tronco hacia delante. Así estamos estirando los isquitibiales.

8

Coloca un codo por detrás de la cabeza y con la mano contraria tiras de él hacia atrás y abajo para estirar la zona de los hombros y tríceps.

Este estiramiento no debes olvidarlo cuando trabajes pesas de tren superior, al nadar o al montar en bicicleta.

9

Apoya la mano en una pared a la altura del hombro y adelanta el cuerpo como si quisieras dejar la mano detrás de ti. La tensión y el estiramiento debes notarlos sobre la zona pectoral.

Es imprescindible al hacer pesas (tren superior) o al nadar.

10

Pon las manos en la parte alta de la nuca y tira de la cabeza hacia delante y abajo. Estarás estirando los extensores del cuello.

Hazlo sobre todo si montas en bicicleta.

RECUERDA:  realiza los estiramientos correctamente y evitarás lesiones.

También puedes consultar nuestra sección estiramientos específicos para PESAS