FLEXIÓN BRAZOS EN POLEA ALTA

 

 

La flexión en polea alta simula la pose de doble bíceps y es excelente para congestionar los brazos al final del entrenamiento.

EJECUCIÓN:

Ajustad los manerales de las poleas altas queden de 30 a 40 centímetros por encima del nivel de los hombros.
Utilizad un agarre supino (palmas hacia arriba) y colocaos de pie o sentados en medio de ambas poleas.
En la posición inicial, los brazos deben estar extendidos o ligeramente doblados, paralelos al suelo o un poco más arriba.
Tomad aire y retenedlo mientras dobláis los codos, tirando de los manerales hacia la cabeza hasta que los antebrazos rebasen la posición vertical al suelo. Mantened esta posición durante uno o dos segundos, expulsad el aire y regresar al punto de partida de forma controlada.
Úsalo como ejercicio final de la rutina de pecho.

 

 

CONSEJOS Y ERRORES MÁS COMUNES:

Se debe evitar el mover los codos para evitar la acción de otros músculos. Los brazos deben permanecer paralelos al suelo.
Mantened las muñecas rígidas para que no vayan hacia atrás al ejecutar el ejercicio. Si queréis ejercer más fuerza, contraedlas ligeramente para que también trabaje el antebrazo.
Evitar balancear el cuerpo hacia delante.
Cuando volváis a la posición inicial, mantened tensión constante sobre el bíceps elevando ligeramente el ángulo de los brazos para dejarlos algo más altos que la paralela al suelo.
Precede este ejercicio con flexiones con barra Z y flexiones con mancuernas para trabajar el bíceps desde diversos ángulos.

MÚSCULOS A DESARROLLAR:

                      El bíceps braquial y el braco radial.