CURL FEMORAL TUMBADO
 

 

EJECUCIÓN:

Túmbate boca abajo en un aparato de curl de piernas. Coloca las rodillas un poco por debajo del borde del banco y sitúa la parte posterior de los tobillos bajo los rodillos acolchados.
Cógete a los agarres laterales del aparato.
Inspira y aguanta la respiración mientras flexionas las rodillas aplicando fuerza contra los rodillos de los pies, expulsando el aire hacia la parte final del movimiento.
En la posición final, las espinillas deberían quedar en vertical con los muslos. Aguanta durante uno o dos segundos y regresa a la posición inicial de mantera controlada.
Haz el ejercicio a velocidad moderada.

 

CONSEJOS Y ERRORES MÁS COMUNES:

Es preferible usar un banco angulado a uno plano, ya que sitúa las caderas en una posición más favorable.
Para asegurar la articulación de la rodilla, éstas deben situarse por debajo del borde del banco.

Si utilizas un banco plano, no hagas que alguien te sujete las caderas para que no se eleven. La elevación de la cadera es un movimiento natural para colocar los femorales en posición para una mayor contracción.

CUIDA TU ESPALDA

Cógete  FUERTEMENTE a los agarres laterales del aparato.
No dejes caer de golpe el peso. Baja lentamente en la última repetición para poder salir cómodamente del aparato.

MÚSCULOS A DESARROLLAR:

Glúteos y femorales.